jueves, 4 de agosto de 2016

XXIV Premio Juan March que saldrá en Pretextos

La obra Los celos de Zenobia del escritor José A. Ramírez Lozanoha sido galardonada con el Premio de Novela Breve Joan March Cencillo en su vigésimo cuarta edición, ha anunciado hoy laFundación Bartolomé March Servera en una nota.
La novela ganadora fue elegida durante la reunión que el pasado 14 de junio mantuvo el jurado, formado por Manuel Borrás, Fernando G. Corugedo, Javier Goñi, José Luis de Juan y José Carlos Llop, José A. Ramírez Lozano nació en Nogales (Badajoz) en 1950 y reside en Sevilla.
A lo largo de su trayectoria ha publicado obras de narrativa ypoesía. Entre otros premios de novela, Ramírez ha obtenido el Ateneo de Valladolid, el Premio Azorín, el Ciudad de Valencia y el Ciudad de Salamanca. También ha recibido el Premio de la Crítica Andaluza por su novela Las manzanas de Erasmo.
Su poesía ha sido reiteradamente premiada, y entre otros, con los galardones Juan Ramón Jiménez, Claudio Rodríguez, José Hierro o Blas de Otero. Ramírez es licenciado en Filología y autor de varios libros de literatura juvenil.

domingo, 10 de julio de 2016

ACERTIJO

Resultado de imagen de jamon iberico imagen



                      Nace culo de cochino,
                 anda puerco por la dehesa
                 y, por arte del cuchillo,
                 se vuelve gloria en la mesa.


domingo, 27 de septiembre de 2015

MANZANA


Resultado de imagen de manzana colgando  imagenes




                                              Ella está donde estuvo
                                            el hueco que de siempre la contiene.
                                           Más allá de su piel
                                           es todo alrededor, acecho, onda
                                           que orbita el ardoroso
                                           tábano del deseo.

                                             Sustantiva, suspensa,
                                            ella está en ese hueco de su arcano,
                                            matriz del universo, hecha
                                            materia que limita con su imagen.

                                             Se agosta el paraíso. Acude el ángel
                                            severo del otoño con su espada
                                            de fuego a marchitar
                                            en su ambición la carne
                                            y ella sigue en su sitio sin estar,
                                            contenida en el hueco
                                            de su propio vacío,
                                             salvada por su forma.

                                             Atreve ya tu boca.
                                            Pronunciarla o comerla es ya lo mismo.
                                            Palabra es cuanto queda, piel acaso
                                            de la divinidad. Todas son una
                                            las manzanas del árbol.


                                                                       De Raíz de la materia. 2011


sábado, 29 de agosto de 2015

MENINAS






                                        Las Meninas de Velázquez
                                     respiran la luz y fingen
                                     ser ninfas rubias del aire.

                                      Pero no hay aire ni esperan

                                     más vida que la que da
                                     el ansia de poseerla.

                                      Diego Velázquez se asoma

                                    al cuadro pero se queda
                                    -sabio entre el ser y el no ser-
                                    con la llave de la puerta.



                                                                                        De  Vaca de España. 2014.

jueves, 25 de junio de 2015

LA BALANZA DE MAÑARA


Resultado de imagen de valdes leal imagenes

 MIGUEL DE MAÑARA:

                    Yo no busco en las sombras 
                  otra ley que la usura de la luz. 
                ¡La balanza,Valdés, y prosigamos
                          en esta buhonería
              que la Muerte nos paga con la fama!

                                        Aquí el moho
               y el azahar aquí
                                        y aquí pongo la plata
                                        de alfiler con que hacía
                                        reventar su pus Ana
                                        de Velasco.
                    La estambre
     del oro, esa dalmática
que enhebraran las manos
    de Obdulia bordadora.
                                        El ácaro, la rueca
                                        del deseo, su vil
                                        devanadera.
                        El crótalo,
     la estampa perfumada
     de algún devocionario.
                                        La foto de Belmonte
                                        muerto.
               Aquí la espuela
                           también
                                        Y aquí la pluma
                                        cruel de nuestro autos
                                        de fe, su tinta ebria
                                        de vitriolo.
                         Abanicos
       de hueso, la montera
      salpicada de almagre.
                                        Esa bombilla
                                        fundida del quirófano
                                       de San Lázaro.
                             El lirio.
                                        La borraja.
     El cobre viejo de este
       decilitro que guarda
        el sudor tan amargo
                     de los potros
                                        La taba
                                        con que arbitra su medro
                                        la Fortuna....
                                          
              Sumad Juan de Valdés, decidme
          si es que igualan la deuda de mis días.
                   

  VALDÉS LEAL:         
          
                   Ni más Ni menos, don Miguel.
          Mirad acá qué fiel terrible el de la Nada.


                                                                 De Memento  1991